“Simón el Topo” presenta corta temporada y visita festivales extranjeros

Simon el Topo

Ha pasado más de un año desde el estreno de Simón el Topo en el Teatro La Plaza y ha sido mucho el camino que esta obra ha recorrido. Y es que el valor del mensaje que deja trasciende el teatro en el que se presente y hasta el país.

Luego de dos exitosas temporadas en La Plaza, esta obra ha sido invitada a participar de 5 festivales de renombre internacional: el Festival MIRADA de Brasil, el Festival Internacional de Teatro Para Niños de Panamá, el FAMFEST de Chile y el Festival de Títeres del Sur de Argentina; y mientras alista sus seis funciones en el Centro Cultural Ricardo Palma, también prepara las maletas para viajar a Irlanda Del Norte en noviembre y formar parte del Outburst Queer Arts Festival, gracias al apoyo del British Council.

“Cada función, cada presentación o temporada de Simón es muy especial”, comenta Alejandro Clavier, director de esta puesta en escena. “Cada vez que hemos salido del país, la obra es recibida con mucho cariño. La historia es muy conmovedora y sencilla y los títeres (Simón y su familia) son muy amigables y generan mucha empatía con los niños. Al final de cada función siempre teníamos foros y eran intercambios bien interesantes con el público sobre todo porque uno se puede dar cuenta en qué lugar está el Perú si lo comparamos con otros países de Latinoamérica con respecto a la apertura de hablar de la diversidad en identidad sexual y la inclusión en el entorno familiar y que no sea un tema tabú”, agrega.



La versión teatral de Simón El Topo, hecha por Alejandro Clavier, está basada en el cuento escrito por la psicóloga española Carmen de Manuel, en el que Simón es un topo de 10 años con gustos “diferentes” a lo que el resto espera; mientras el resto de topos gusta de cazar y hacer deporte, Simón prefiere disfrutar de las flores, jugar con las mariposas, cantar y bailar.
Esto hace que se distancie de ciertos topos que se burlan de él y se refugie en su amigo Raúl, un topo al que le gustan las mismas cosas que a él y que no lo juzga, logrando así esconderse en la profundidad de la tierra y desarrollar la habilidad de construir túneles, lo que le permitirá luego salvar a su familia y su comunidad de una gran inundación.

“Justamente estamos cerrando las coordinaciones para nuestro viaje al Outburst Queer Festival de Irlanda del Norte y los organizadores celebran mucho que una obra como Simón El Topo pueda volver a ser presentada en el C.C Ricardo Palma en un contexto tan conservador como el que se encuentra el Perú”, continúa el director. “Obviamente hablar sobre temas tan sensibles implica toda una responsabilidad de parte nuestra, es más, en la obra ni siquiera se habla explícitamente del tema de la homosexualidad (sobre todo porque los topos no hablan castellano). Sabemos que el contexto político, con el movimiento #ConMisHijosNoTeMetas y la ideología de género, el tema es especialmente delicado y para nosotros poder plantear una alternativa a todo ese caos de a información a través de las artes escénicas es un regalo”, concluye.

“Simón El Topo” ha sido cuidadosamente desarrollada para entretener y dar un mensaje a la vez, valiéndose del uso de títeres que hablan en idioma toponés. “Es justamente el recurso del idioma toponés lo que nos permite también que los que vayan al teatro interpreten libremente lo que le pasa a Simón”, complementa Els Vandell, directora de La Plaza Joven. “Es una obra muy tierna que creemos que vale la pena ver. Es la primera vez que se trata un tema así de importante en una obra familiar”, concluye.

Forman parte de esta gran puesta en escena Emanuel Soriano, quien interpreta a Simón, Anaí Padilla, Dusan Fung y Luccía Méndez.

CENTRO CULTURAL RICARDO PALMA. AV. LARCO 770, MIRAFLORES
Del 30 de setiembre al 15 de octubre, sábados y domingos a las 4:00 pm
Entradas: Adultos S/40.00 y niños S/20.00. A la venta en Teleticket y en la boletería del centro cultural. Recomendada para familias con niños a partir de los 5 años.